Cultopías - Entrepueblos/Entrepobles/Entrepobos/Herriarte
Portada del sitio > Literatura > Ensayo > “Las desterradas hijas de Eva”. La vida de las ’caídas’ del franquismo en los (...)

“Las desterradas hijas de Eva”. La vida de las ’caídas’ del franquismo en los reformatorios de Carmen Polo. Consuelo García del Cid.

Martes 10 de marzo de 2015
Palabras clave:

Auspiciados por el Patronato de Protección a la Mujer franquista, existían toda una serie de instituciones que poco o nada tenían que ver con lo que proclamaban: proteger a la mujer. Consuelo García del Cid publica ahora el resultado de sus investigaciones sobre lo que ocurrió en centros como el Preventorio de Guadarrama, la Maternidad de Peña Grande o el Reformatorio de San Fernando. Lugares en los que se encerraba a niñas y jóvenes cuyo único delito había sido quedarse embarazadas (en muchas ocasiones como fruto de una violación, incluso de sus padres o hermanos) o ser demasiado rebeldes para un régimen que subyugaba a la mujer e impedía toda libertad y capacidad de decisión para ella.

Llum Quiñonero:
Para muchas españolas, la democracia llegó más tarde. Sus tiempos de libertad no coincidieron con el de los demás españoles, que veían cómo se liberaban de los restos de una cruel y trasnochada dictadura, mientras ellas eran sometidas a torturas, degradaciones inhumanas, venta de sus hijos por ordenes religiosas y a soporta r las últimas inercias de una sociedad sin libertades. Han tenido que pasar muchos años, demasiados, para rescatar ahora del olvido la historia de aquellas mujeres que, a pesar de una flamante constitución democrática, tuvieron que tragarse humillaciones, miedos y una asfixiante represión que hoy resulta inconcebible.
Cuerpos al servicio de la patria, cuerpos recipientes, cuerpos reproductivos: la dictadura creo una amplia red de control de las mujeres: desde la iglesia, al patronato de Protección de la Mujer vinculado al ministerio de Justicia pasando por la escuela. El objetivo: el control, el adoctrinamiento y la recristianización de una sociedad que consideraban pervertida por las ideas democráticas y laicas. El cuerpo femenino quedo secuestrado en poder de los varones a través del matrimonio y de toda una red piramidal que partía del dictador y que tenía su base en la familia. Las mujeres condenadas a vivir para criar hijos como fuerza de trabajo, a través de la redistribución (secuestros y robos de bebes en forma de adopciones irregulares) para llenar los vacíos y necesidades de la clase dominante bajo su propia tutela, incorporándolos a sus propias familias. El franquismo definirá a la mujer, de hecho, como un cuerpo reproductor sin derechos. Y a su tarea, el cuidado doméstico de los varones y necesitados de su entorno; quedara condenada al destierro de la vida pública y a la enajenación del propio cuerpo.
http://www.llumquinonero.es/2014/03/10/las-desterradas-hijas-de-eva/

Ver en línea : “Las desterradas hijas de Eva”. La vida de las ’caídas’ del franquismo en los reformatorios de Carmen Polo. Consuelo García del Cid.

Entrepueblos Entrepueblos/Entrepobles/Entrepobos/Herriarte | Mapa del sitio | Pep Boatella Il·lustracions | Diseño Web Valladolid | <:icone_suivi_activite:> RSS 2.0 |